La segunda oportunidad del comercio multimarca de moda

Después de las restricciones impuestas para frenar la pandemia, se están produciendo cambios inesperados en el sector. Ha habido algunos que eran más o menos predecibles, como el crecimiento del ecommerce; aunque en este caso ya había una tendencia clara antes de la actual crisis sanitaria. Otros no han sido tan previsibles, y tienen una causa muy presente en estos momentos: la COVID-19 ha traído una segunda juventud al comercio multimarca de moda.

Comercio multimarca de moda

Bien es sabido que las tiendas físicas tuvieron que permanecer cerradas en casi todas partes para evitar aglomeraciones; la contención del virus era lo prioritario. Pero las restricciones de movilidad han provocado una revitalización de los barrios en muchas poblaciones. Se ha abandonado las masificaciones en centros comerciales y grandes superficies, y el consumidor ha vuelto al comercio de proximidad.

También ha influido el hecho de que muchas personas han tenido que teletrabajar desde casa y han acotado su vida diaria al entorno del domicilio. Por lo que la compra que más permaneció constante estos meses ha sido la de los barrios. Han resistido más el envite las tiendas del centro de localidades medianas o pequeñas, que las de grandes avenidas en poblaciones grandes. Los comercios de proximidad han tenido mejor defensa, presencia y apoyo por parte de los clientes durante la pandemia.

El multimarca en el centro de atención

Ahora es el momento de fortalecer esa relación abonada durante meses de restricciones. Es una estupenda oportunidad para el canal multimarca, que puede y debe saber aprovechar. Muchos clientes han vuelto por la circunstancias, pero si se realiza un buen servicio es posible retenerlos y fidelizarlos. Hay que poner en marcha un enfoque multicanal con respecto al marketing, las ventas y el servicio a los clientes. Si se cubre convenientemente las necesidades del usuario, puede que no tenga que depender exclusivamente de visitar las grandes superficies.

Los comercios han visto reducido su número; sin duda, es una consecuencia negativa. Esta crisis ha sido implacable en ese aspecto. Pero marcas hay muchas y diversas, y ahí es donde el multimarca tiene su oportunidad. El multimarca no se encuentra debilitado, sino todo lo contrario.

Ahora las marcas son más dependientes que nunca del canal multimarca para vender, ya que han tenido que hacer una restructuración de las redes de retail. Esto abre nuevas oportunidades de crecimiento que hay que saber aprovechar. El multimarca recupera posiciones en la calle, y el futuro puede ser muy esperanzador.


Fuente: Modaes

Compártelo